DA SOUL MAN Headline Animator

19 de octubre de 2010

¿Por qué triunfa el deporte de élite español en el mundo?

La incógnita se va despejando semana tras semana, ya no se trata del sueño de una noche de verano, flor de un día, etc. es una realidad que el deporte patrio no deja de sorprender a propios y  extraños, pero también es cierto que se ha puesto el listón demasiado alto para generaciones venideras. Hace gracia ver como se congratulan de este éxito desde la política o la comunicación haciendo suyo algo en lo que nunca hubiesen imaginado creer, y si no que les pregunten a los auténticos laureados el esfuerzo que sus familias hicieron por ellos cuando apenas levantaban un metro del suelo y al cual correspondieron nuestros protagonistas con entrega y dedicación, después de que sus diferentes federaciones les ningunearan.


Ahora se les acosa para que contribuyan con sus declaraciones fiscales...
Ya no sale un Nieto o un Santana cada veinte años, el deportista actual solo pretende destacar en su disciplina y ha de buscárselo por sí mismo con patrocinio privado, endeudándose incluso cuando no lo consiguen y aun sabiendo que podrían quedarse en el camino al no poder salvar los múltiples escollos que se les presentan.
Ahora uno de nuestros más aclamados héroes, Alberto Contador, se plantea la retirada en su etapa más álgida debido a uno de esos escollos que para mas inri, le condenan al ostracismo y a la vergüenza pública.
porque la superioridad demostrada ya rozaba la humillación, algo de lo que nuestros vecinos franceses no terminan de recuperarse, escuece, si, esta claro pero emprender una cruzada persecutoria desde los despachos es algo impropio y ridículo.
  Esto debe ser un ejemplo de a lo que han de enfrentar los que consiguen varios Tours, Roland Garros, etc. de forma apabullante.


 Esta demoledora demostración y hegemonía ha sido motivo de debate a todos los niveles, el porqué hemos pasado de ser un mero comparsa en todas las disciplinas, a ser respetados por el hecho de llevar unos colores, en el pecho o en el casco, en el brazo o en el hombro, y todo parece desembocar en aquel modelo denominado Objetivo 92, con J.A. Samaranch al frente. Bueno, es posible que aquello fuese un punto de partida. Lo cierto es que el miedo histórico a lo extranjero se ha vencido desde el deporte a la sociedad, transmitiendo una seguridad que hace de este un país de referencia mundial.