DA SOUL MAN Headline Animator

6 de diciembre de 2011



Madrid. Mediado el mes que vio caer el Muro, hace ya 22 añitos.., 18,00 horas, 16 grados.
Contemplo la más cosmopolita urbe hispánica de los últimos años, ojos de quien bailó la movida virgen aún, y huelo un sospechoso perfume otrora cotidiano. Un perfume que tiende a convertir las calles en lugares hostiles. Huele al sálvese quien pueda. Huele a la proximidad horaria del toque de sirenas.
Huele a miedo.


Solo pensar que la capital del reino acoge a quienes buscan más o mayores oportunidades de futuro buscaban, estremece a la imaginación de qué manera vivirán estos días las ciudades y pueblos que quedaron atrás. Muchos tendrán que regresar. Otros muchos pondrán nuevos destinos en su ruta…cansados de esperar.

Estudiantes, emigrantes, inversores, ven un 2012 nada alagüeño. Los futuros centros de prácticas serán privatizados, los futuros trabajos pésimamente remunerados y los futuros bancos serán los trasteros hogareños de los más previsores.

Quienes hicieron fortuna en tiempos de bonanza harán un punto y aparte, terminando así la circulación monetaria, escasa ya desde hace meses. Comercios vacíos.

Quien iba a decirle al alcalde que presentó su flamante candidatura a los JJOO, que 2012 iba a presentarse como el año de la recesión económica más cruel de la democracia.

La ciudad desprende el hedor del pesimismo social, desde el km cero al más lejano PAU del extraradio. Es la realidad más absoluta. Todos necesitamos despertar de esta maldita globalizadora pesadilla a la que nos han conducido.