DA SOUL MAN Headline Animator

20 de noviembre de 2011

UN GRAN CEBO PARA UN GRAN TIBURON



La actual situación económica ya no admite la sátira.
Las fronteras dejan de existir en un mundo globalizado para lo bueno y para lo malo, lo positivo de su creación y lo negativo de las respuestas han de ir de la mano. Los reveses para algunos han sido los éxitos de otros, probablemente mas visionarios.

La incursión del socialismo como contraposición al ¿libre mercado? ha dejado de ser un “método ideológico” del que solo queda el retrato de Carlos Marx (el significado de paz es la ausencia de oposición al socialismo), el activista de Kant (dictar leyes orientadas a la felicidad se hace más bien para conservar y asegurar el estado de derecho y procurar que exista la comunidad, sobre todo frente a enemigos exteriores del pueblo) e influyente pensador para Trotski (El socialismo significará un salto del reino de la necesidad al reino de la libertad), quien dejó mella para que Orwell definiera el concepto (no se establece una dictadura para salvaguardar una revolución, se hace la revolución para establecer una dictadura). Guevara, Fromm, Allende..por citar algunos personajes de la segunda mitad del siglo XX se opusieron activamente al inminente Enemigo nº 1 del Pueblo, EL CAPITALISMO, engendrado con premeditación en una confederación de Estados en meteórica progresión, con “gran sentido del patriotismo” y demasiado susceptible de ser saboteado. Un país sin historia, con una mezcolanza de “sinpatrias” o expulsados renegados con el miedo en el cuerpo, un miedo que hicieron suyo para contra los suyos. En definitiva el reino del pelotazo, con ese poder intimidatorio que desde El Congreso ha querido hacerse dueño del mundo a golpe de talonario podrido, cuando no de cañonazo limpio.

En 2001 y desde dentro fue ENRON, desde fuera quizá China dictamine el devenir de ese Capitalismo con un MacroCapitalísmo, al margen siempre de la ONU. Quizá el emerger de una vasta y ancestral cultura termine colocando el gusano en el anzuelo. El ombligo quedaría cubierto por un manto de seda y sálvese quien pueda.

El joven siglo tendría un dueño impredecible, muy probablemente vendrían nuevas energías olvidadas debido a su bajo coste…todo hipótesis para los no visionarios.

La actual situación económica ya no admite ironías.